Corriendo descalzo.

Imagen Posted on Actualizado enn

Estaba muy ansioso por participar en alguna competencia formal y la primera en mi calendario fue la carrera “Kardias” de 10 kilómetros. Después de varias semanas de entrenamientos intensos, el objetivo era romper récord personal y estar listo para el triatlón de Valle de Bravo.

La razón principal por la que decidí participar en la carrera fue porque algunos amigos de antaño me dijeron que irían a ella y que habían estado entrenando para completarla. Si hay algo que me ha motivado a seguir adelante con esto que se ha convertido en mi pasión, es el ayudar a la gente. Algunas competencias las he realizado con causa para ayudar directamente a personas que lo necesitan, pero algo que también me ha llenado, es el poder transmitir pasiones a otras personas.

Durante el tiempo que he estado entrenando y participando en competencias, he también cambiado algunos hábitos que tenía. Hace un par de años solía tener un estilo de vida muy diferente, tomaba y fumaba. Pero dejé eso atrás y dejé de frecuentar un poco a algunos amigos, pues cada vez estaba menos tiempo en fiestas debido a que al siguiente día tenía que levantarme temprano para entrenar o para ir a alguna carrera.

Poco a poco comencé a tener más amistades con corredores y a conocer a más gente con las que compartía intereses en comunes. Un día, una persona a la que no veía desde hace casi un año me preguntó que cómo era posible tener un ritmo de vida como el que ahora tengo y concluyó con una pregunta curiosa: “¿A qué hora ves a tus amigos?”. En ese momento me di cuenta de que tal vez me alejé mucho de esos amigos con los que solía ir a festejar cualquier cosa en cualquier momento y que ahora tenía nuevos amigos, por lo que respondí: “Todas las mañanas, cuando entrenamos”. No digo que el irse de fiesta de vez en cuando sea malo, pero cuando te planteas ciertos objetivos, esto queda en otro lado.

Con el paso del tiempo mis amigos de verdad me motivaban a seguir entrenando pues veían que realmente me sentía bien haciéndolo, e incluso, algunos de ellos comenzaron a correr de vez en cuando. Eso me emocionó mucho. Creo que de alguna forma se pusieron en mi lugar y se dieron cuenta de que es importante contar con un buen estado de salud y de que el ejercicio es fundamental en una vida saludable.

IMG-20130217-WA0018

Días previos a la carrera había estado pensando en recorrer la ruta descalzo. Quería volver a experimentar la libertad que te hace sentir el pisar directamente el camino con las plantas de los pies desnudas. Sólo quien lo ha hecho puede entender lo que se siente, sin embargo trataré de describirlo para que tengan una pequeña idea ya que no todos hemos experimentado lo mismo.

La ansiedad por correr era demasiada ese domingo, recuerdo haber llegado con mi hermano @RFoscarvera y con @AndresaoVillar a la explanada del Auditorio Nacional, mismo que ya recibía a miles de corredores con una temperatura de 12°. Ahí esperaríamos a @pinche_perro, @smachito y a @go_onzito, amigos de años que por primera vez correríamos juntos. Mientras esperábamos ahí llegaron @Daffnys y @danl3al quienes buscaban romper sus respectivas marcas personales. Sería una buena oportunidad para contar con “pacers” que me podrían ayudar a alcanzar mi objetivo, pero definitivamente correr sin tenis no es lo mismo que con ellos y nunca había intentado correr tan rápido descalzo, por lo que tal vez me dejarían atrás rápidamente.

Imagen

Después de unos minutos ahí, abrieron los corrales de salida y el resto de mis amigos aún no llegaban así que decidimos entrar primero mientras Andrés y mi hermano los esperaban.

Rápidamente Daniel y Daffnys nos colocamos casi hasta adelante y ahí encontramos a @Ironbarbie. Como cada carrera que he realizado descalzo, es inevitable sentir las miradas atónitas de la gente, algunos ofreciendo palabras de apoyo, algunos otros simplemente sorprendidos.

Imagen

El asfalto de Paseo de la Reforma estaba sumamente frío y si estás descalzo, el frío cala hasta los huesos. Dieron las 7:30 de la mañana y después de escuchar el Himno Nacional, arrancamos!!!

Los primeros metros siempre son algo difíciles, sobre todo porque cuesta algo de trabajo adaptarse, pero una vez encarrerado, todo se vuelve más sencillo. Yo había revisado la ruta, y estaba consciente de que tendría que pasar por una parte de adoquines, sin embargo no contaba con que el desgaste al correr sobre ellos sería demasiado. Fueron cerca de 5 kilómetros de camino con adoquín, casi la mitad de todo el recorrido y mis pies lo resintieron. No dejaba de recibir ánimos de la gente cuando de pronto escuché a @j0293 gritándome. Él es muy rápido y me dejó atrás de inmediato. Al terminar esa parte intenté recuperar velocidad pero me fue muy difícil hacerlo. Mi pie derecho ya estaba sangrando, en verdad me dolía.

Debo admitir que esta carrera ha sido la más dolorosa que he realizado y que muy probablemente no lo vuelva a hacer así. Correr descalzo debe de disfrutarse, debes olvidarte del reloj y simplemente sentir el mundo a tus pies. Ensuciarte con gusto. En esta ocasión tuve que detenerme en 3 ocasiones para gritar y desahogarme. Por mi mente pasaron muchísimas cosas, pensé en la gente que me ha apoyado y que sabían lo que haría. Pensé en algunas cosas que estoy tratando de resolver en mi vida, ya que justo he estado sintiendo que el mundo se me viene encima. Traté de tranquilizarme y seguir adelante, la gente me daba palmadas en la espalda y me animaban a continuar.

Seguí trotando hasta el kilómetro 8 y de pronto pisé sobre vidrios, afortunadamente no me corté pero sí me dolieron. Tuve que detenerme a “limpiar” un poco mis pies para no enterrarme lo que había en el asfalto.

Ya casi al llegar a Reforma, tuve que pasar por una de las partes más difíciles del recorrido, ya que ahí el camino está muy maltratado. Al salir a Reforma sentí alivio, tanto que hasta aceleré.

Justo antes de cruzar la línea de meta escuché al Sr. Rubén dándome los últimos gritos de apoyo.

55 minutos después de haber iniciado el recorrido logré cruzar la meta, un par de lágrimas salieron de mis ojos y agradecí que ya no tenía que correr más.

Si bien es cierto que no rompí mi marca personal en esa distancia, sí fue la distancia y el tiempo que más sufrí corriendo. También aprendí a que hay tiempo para todo, tal vez no era ideal haber corrido descalzo ese día, pero lo hecho, hecho está.

Imagen

Lo único que logré fue acumular coraje para poder llegar a Valle de Bravo y sacarlo todo. Estoy seguro de que estaré en perfectas condiciones para dar todo lo que tengo en esa competencia.

Por lo pronto, tendré que descansar mis pies que quedaron algo lastimados.

@BlackVera

Anuncios

2 comentarios sobre “Corriendo descalzo.

    lauchak escribió:
    febrero 25, 2013 en 7:48 pm

    FELICIDADES BLACK! En serio, me enorguellece saber y decir que eres mi amigo, eres un gran humano, con un alma enorme, nunca dejes tu nariz de payaso, nunca dejes ese coraje, vienen cosas buenas, MUY BUENAS! Abrazote =)

    Me gusta

      BlackVera escribió:
      febrero 25, 2013 en 11:51 pm

      Muchas gracias Lau!!! De igual forma creo que ha sido una bedición habernos conocido. Vamos por más retos!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s