IronMike

Posted on Actualizado enn

Definitivamente hay cosas que hay que vivirlas para poder comprender la magnitud de las mismas. Hace un par de semanas que mi entrenamiento cambió, las sesiones tanto de natación, como de ciclismo y carrera las he venido haciendo con menos frecuencia. Ahora sólo hago cada una de éstas actividades 2 veces a la semana cuando venía haciéndolo 3 o 4. Si bien las sesiones han sido más intensas, hay veces que siento que podría hacer más. Sin embargo tengo plena confianza en mis entrenadores, y ahora los comprendo más que antes.

Como ya les había contado anteriormente, estoy empezando a trabajar la parte psicológica. Y justo tuve el ejemplo perfecto para convencerme de la importancia que tiene trabajar ésta parte.

El pasado 17 de marzo se llevó a cabo el Ironman Los Cabos en el cuál participaría por primera vez un gran amigo que me ha apoyado en todo esto y que me ha servido como ejemplo para poder avanzar en mi desempeño. Es por eso que quiero contarles brevemente cómo viví su Ironman!!!

A las 6 de la mañana estaba en la oficina donde trabajo, como casi todos los domingos por la mañana, y mandé un par de mensajes de aliento para Mike, sabía que no los leería hasta mucho después pero intenté mandar todas las vibras posibles desde donde me encontraba. Abrí en mi computadora la página en donde se podría revisar el avance en vivo de los competidores. Varias cuentas de twitter a las que sigo comenzaban a informar del arranque de la prueba. Mis nervios comenzaron desde ese momento. Viví parte del entrenamiento que Mike hizo y estaba seguro de que lograría cruzar la meta. Los minutos comenzaron a avanzar y yo no era capaz de concentrarme al 100% en mi trabajo, no les miento cuando les digo que cada minuto actualizaba la página para ver si había alguna noticia.

Pasó una hora de competencia y los tiempos de las categorías elite ya estaban registrados, los de la categoría de Mike comenzaban a actualizarse y entonces comencé a sentir más nervios. A la hora con 20 minutos esos nervios se convirtieron en preocupación, muchos competidores de su categoría ya estaban afuera del agua. No tenía el dato exacto del tiempo estimado para Mike en su prueba de natación, pero supuse que tendría que hacer menos de hora y media. Comencé a mandar mensajes de buenas vibras e incluso le mandé algunos mensajes a mi portavoz oficial, Ana. Ella fue una de las miles de personas que se dieron cita en las calles para apoyar a los competidores. En esos momentos, ella se convirtió en mis ojos, ya que no lograba ponerme en contacto con Anahí, la esposa de Mike.

Cuando el reloj de competencia marcaba 1 hora y 30 minutos, me preocupé bastante. Veía que muchos ya habían terminado esa parte de la prueba y Mike todavía no lo hacía, insistí en enviar mensajes a Anahí para ver si sabía algo. De pronto, la página se actualizó y ya estaba el registro de Mike, 1:39:16. Su esposa publicó en FB que lo había visto salir del agua y que se veía muy bien, eso me tranquilizó bastante. Seguía la parte de la bici, supuse que sería la parte menos interesante, pues es la más larga y en dónde creí que podrían presentarse menos contratiempos.

Me mantuve en constante comunicación con Ana, comencé a describirle el atuendo de Mike para que cuando lo viera le gritara con todas sus fuerzas. Pero qué pequeño es el mundo!!! Minutos después de haberle descrito eso, me dijo que había unas personas que estaban junto a ella que estaban describiendo al mismo tipo…sí, era Anahí y la porra de Mike. Ahora sí podría tener información 100% segura de primera instancia acerca del avance de la prueba.

Transcurrieron un par de horas y no lo veían pasar, algo no estaba bien. De nuevo, los nervios regresaron. Mike es bastante bueno en la bici y ya había tardado demasiado en pasar por esa parte del recorrido. Le pedí a Anahí que me avisara de cualquier cosa y de pronto, una de las noticias más duras que he recibido me llegó: “Se le rompió la bici”, pregunté si tenía arreglo y me contestó que no sabía, lo más probable era que ahí terminaría todo.

Ana me dijo que no sabía exactamente lo que había pasado pero que Anahí iba a ir a recoger a Mike porque su bici estaba mal y no podría seguir. Me sentí desesperado por no poder estar ahí para saber lo que estaba pasando. No me imaginaba la situación, el tiempo de entrenamiento, los sacrificios que se había hecho para poder ir a cumplir un sueño y que se rompa tu bici, misma que no tenía ni 3 meses de haberse comprado. Que te fuera imposible completar el reto por una situación completamente ajena a ti debe ser completamente frustrante. Lo único que pude hacer fue mandarle un mensaje a Anahí, deseando que le llegara mucha paz mental a Mike esperando que pudiera reconciliarse pronto.

Todo pasaba en cámara lenta, cuando de pronto recibí otra noticia: “Creo que se la pudieron arreglar”, de nuevo Mike estaba en la competencia. Le avisé a Ana para que estuviera pendiente. Todos sabíamos que lo podría lograr, tenía suficiente tiempo.

Pasaron algunos minutos y me informaron que lo acababan de ver pasar, señaló algo en su bici pero no pudieron ver exactamente lo que era. Lo importante es que ya estaba de regreso. Varias horas después volvieron a verlo pasar, se dieron cuenta de que su bici no traía cambios, increíblemente estaba rodando con una sola velocidad!!! El problema fue que el desviador trasero se rompió, fisurando parte de la estructura de la bicicleta. No sólo era poco funcional, también era peligroso hacer la prueba.

579894_10152639237620694_354459117_n

Para esas horas, no pude resistir más estar frente a la computadora, necesitaba distraerme. Salí un poco temprano del trabajo y me fui a entrenar, la mejor manera de aclarar la mente y calmar los nervios. Me metí a la alberca para intentar relajarme, nade un par de miles de metros y ya cansado y con hambre me fui a casa. Lo primero que hice al llegar fue prender de nuevo la computadora para ver el avance. Aún no terminaba de recorrer la parte de la bici.

No me imagino el cansancio que debió haber sufrido, pero el reloj marcó 9:09:04 al momento en que terminó de rodar los 180 kilómetros, la gran mayoría de ellos sin poder hacer un solo cambio de velocidad. Era increíble, sus piernas tendrían que estar destrozadas, el estrés al límite y aún quedaban más de 42 kilómetros por correr.

Seguí en contacto con Ana y le pedí que siguiera gritándole, que lo animara por mí. Me comenzaron a llegar fotos de él. En su rostro reflejaba un enorme cansancio pero determinación como nunca había visto en mi vida.

522676_10152639823605694_2145776688_n

En casa, mis papás me preguntaron cómo iba Mike, pude ver que avanzaba a un ritmo lento pero constante. Ya llevaba medio maratón. Estábamos convencidos de que lo iba a lograr.

Después de 14:48:20, Mike se convirtió en Ironman y lo hizo de una forma completamente increíble. El esfuerzo extra por haber rodado casi toda la ruta con una sola velocidad hizo que el maratón fuera todo una hazaña.

En ese momento Mike nos demostró que se puede!!! Y me di cuenta de que el entrenamiento psicológico es sumamente importante. La verdad es que no sé qué es lo que yo hubiera hecho en su caso, pero puedo asegurarles que mentalmente no lo hubiera logrado, lo más probable es que hubiera abandonado la prueba frustradamente.

Aquél día Mike se convirtió en uno de mis héroes. Todo un ejemplo de perseverancia, demostrando que es necesario tener el temple adecuado para actuar razonablemente y alcanzar nuestras metas sin importar los obstáculos que se nos presenten.

735070_557739124260414_404477540_n

Espero que en un año no me pase algo parecido, pero también espero estar preparado para enfrentarme a cualquier cosa que se presente. Ironman Los Cabos 2014…ahí estaré!!!

@BlackVera

Anuncios

2 comentarios sobre “IronMike

    alhelí escribió:
    marzo 24, 2013 en 2:18 am

    Me gusta leerte, es como platicar contigo. Vas a lograrlo. Lo sé =)

    Me gusta

      BlackVera escribió:
      marzo 24, 2013 en 2:11 pm

      Gracias por todo el apoyo Alhelí!!! Vamos con todo!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s