De incógnito.

Posted on Actualizado enn

Las últimas semanas han sido de las más pesadas en todos los sentidos. He vivido experiencias completamente impresionantes que me han dejado agotado pero con ganas de seguir dando más de mí.

Hace un par de semanas tuve que suspender mis entrenamientos debido a que tuve la gran fortuna de convertirme en papá. Si antes era complicado encontrar el tiempo entre el trabajo y la escuela para poder entrenar como se debe, imaginen ahora que tengo la responsabilidad más grande de mi vida. Me siento muy emocionado y agradecido con la vida de darme la oportunidad de enfrentarme a un gran reto. Como lo menciono en las primeras publicaciones de éste blog, me encontraba en búsqueda de un reto que pusiera al máximo mis capacidades, en un principio era el IRONMAN, pero ¿qué reto más grande puede haber que el de ser padre?

Ha llegado el momento de desafiarme para toda mi vida y lo haré con gusto. Samantha ha llegado a mi vida y ahora se convertirá en mi principal motivación para mis retos, sé que será difícil pero quiero ser el mejor papá del mundo y quiero demostrarle con hechos que TODO se puede lograr con determinación. Así que encontraré la forma de continuar con mis entrenamientos, con mi trabajo, con la escuela y con el tiempo de atención que ella se merece. Ese será el gran reto de mi vida…por el momento.

Imagen

Quiero aprovechar la oportunidad para agradecerle a Fabiola por ser mi compañera de vida, por haberme dado el regalo más grande que nadie podrá darme nunca, porque me ha apoyado en las buenas y en las malas y porque sé que así seguirá siendo por el resto de nuestras vidas. Espero, y haré hasta lo imposible, por responderle de la misma manera.

Ahora bien, después del evento magnífico que viví, llegó el momento de regresar a entrenar, me sentí cansadísimo. Si de por sí dormía poco, ahora casi no duermo. Es difícil llegar al gimnasio, a la alberca o a la pista con la energía necesaria para soportar la etapa de entrenamientos en la que estoy, ya que mis entrenadores me están exigiendo muchísimo. Pero afortunadamente, Sam me ha llenado de esa motivación extra que sólo me permite seguir adelante.

La semana fue difícil, mis músculos se sentían duros y pesados. Me costó terminar las series que mis entrenadores me habían pedido. Hice algunas pruebas de 1000 metros en pista, los corrí bastante lento y me cansé muchísimo. Sabía que me costaría trabajo volver a mi ritmo, pero estaba sorprendido de lo difícil que se veía regresar al nivel al que ya estaba acostumbrado.

Tuve la oportunidad de entrenar más en mi bici, estoy comenzando a aprender técnicas de pedaleo que me están ayudando a mejorar mi rendimiento. Pero también he logrado sentir el ardor en las piernas por la carga de ácido láctico. Todo es parte del mismo show.

Imagen

Comencé a sentir que la carga era demasiada y estaba un poco desesperado por volver a sentirme cómodo. Necesitaba una prueba para medir mi capacidad y mi velocidad de carrera.

Casualmente mi mamá ganó una cortesía gracias a Urban Jungle para participar en la Carrera Nocturna Satélite y me dieron ganas de acompañarla. En un principio mi plan era sólo ir a su lado y disfrutar del recorrido, pero no fue así.

Una amiga mía, que también había ganado una cortesía para la misma carrera no iba a poder participar y decidió regalármela. Así que oficialmente ya tenía un número de competidor.

Al llegar a la carrera, comencé a sentir nervios y ganas de realizar la carrera al máximo de mis capacidades. Era lo que estaba buscando. Sin embargo, tendría que hacerlo de incógnito, ya que con el chip que tenía, estaría compitiendo no sólo en otra categoría, también lo haría con otra rama. Sin mencionar que en contra de todas las indicaciones de mis entrenadores, estaría realizando una competencia cuando se suponía que era mi día de descanso. De cualquier forma, lo único que yo quería saber era el tiempo en el que lograría correr 8 kilómetros con todas mis fuerzas.

En punto de las 8 de la noche arrancamos, traté de colocarme lo más cerca de la salida para no tener que ir esquivando a tantas personas. Rápidamente logré encontrar un lugar cómodo, mis piernas aún dolían por la sesión de gimnasio que tuve el día anterior, pero no me detendría. SÓLO ERAN 8 KILÓMETROS, pensé.

Entre subidas y bajadas bastante pronunciadas logré ganar algunos lugares y encontrar un paso cómodo pero exigente. Ese día no llevé ningún gadget que me ayudara a conocer mi velocidad, así que sólo me concentré en mis latidos y en mi respiración. Poco a poco fui avanzando y cada vez veía menos competidores. Alcanzaba a ver a los punteros a lo lejos.

Pasé el kilómetro 5 y me sentí cansado, sabía que estaba dejando mi alma en esa carrera, pero también sabía que sólo me quedaban 3 pequeños kilómetros. Aceleré un poco más. Me exigí lo más que pude.

Al cruzar por el kilómetro 7 aceleré más, sentí que mis piernas ardían como nunca y pronto llegué a un retorno para tomar la recta final. Eran aproximadamente unos 400 metros de subida en los que aceleré al máximo, todavía alcancé a pasar a algunos corredores en ese tramo, pensé en Sam y en lo mucho que me hubiera gustado verla al cruzar la meta, pronto estará ahí, lo sé.

Llegué al final, la meta al kilómetro 8 sin nada de aliento, me sentí como nunca. Disfrute de esa carrera como hace mucho no lo hacía. Me exigí y mi cuerpo respondió. Agradecí la oportunidad de ponerme a prueba una vez más y sentí alivio en mis piernas. De cierta forma, el entrenamiento realizado, aunque me hizo sentir agotado, también me hizo sentir fuerte y creo que gracias a él pude ganar varios lugares en ese último tramo de la carrera.

Después de unos segundos de pasar la línea de llegada miré hacia atrás y vi que el reloj marcaba 35 minutos. Eso sólo significaba que había logrado un nuevo récord. Había corrido 8 kilómetros en menos de 35 minutos y me dio mucho gusto. Mi mamá llegó hasta el minuto 46, excelente tiempo para sus 60 años.

Imagen

Sé que me falta mucho para alcanzar mis objetivos, pero también sé que voy por el camino correcto. No me detendré!!!

@BlackVera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s