De regreso a las andadas

Posted on

Semana difícil. Después de las vacaciones laborales que tuve, regreso a adaptarme a mis actividades cotidianas a pesar de que ya nada volverá a ser igual con Sam a mi lado. Noches de desvelo y sesiones de entrenamiento pesadas, ni que decir del trabajo y de las últimas semanas de la maestría. Pero no debo parar, debo seguir adelante y ésta semana lo di todo…de nuevo.

El fin de semana me encontré con entrenamientos interesantes y fuera de lo común. Para empezar, el sábado por la mañana asistí a un evento organizado por Saucony y la tienda de calzado especializado Todos a Correr-Running Store ubicada en Polanco, Distrito Federal. En un inicio no tenía pensado ir, pues salí del trabajo a las 6 de la mañana, pero afortunadamente mis amigos Andrés y Gonzalo insistieron en que los acompañara.

Afortunadamente SIEMPRE procuro tener tenis al alcance para poder correr en cualquier momento, sin embargo no llevaba short, así que Andrés me llevaría uno para que pudiéramos participar en el evento sin problema. El objetivo era conocer la nueva línea de calzado presentada por Saucony que tiende a beneficiar a las personas que buscan correr de una forma más “natural” reduciendo la elevación en la parte del talón.

Llegué demasiado temprano y decidí caminar por Paseo de la Reforma, apenas comenzaba a amanecer y el clima era fresco. Tuve la oportunidad de disfrutar ese recorrido desde la Avenida Insurgentes hasta la tienda que se encuentra en Leibnitz. Una caminata matutina para despertar.

Imagen

Al llegar a la tienda, ya había algunas personas preparándose para los recorridos que se harían, la dinámica era participar en cualquiera de las 3 distancias sugeridas (10, 7 y 5 kilómetros aproximadamente). Tuve la fortuna de encontrarme con varios amigos más en la tienda como IronMike y Buzz. Es curioso que cada vez me encuentro con más y más gente conocida y eso me da gusto.

Después de la descripción de los productos, teníamos que decidir la distancia a recorrer. Le sugerí a Andrés y a Gonzalo que ellos eligieran el grupo y optaron por el de 10 kilómetros. Estiramos un poco y arrancamos en grupo, al principio recuerdo haber visto a unas 12 personas en nuestro grupo, pero después del kilómetro 2, éramos prácticamente la mitad. Íbamos a un ritmo algo lento, unos 6:30 min/km pero poco a poco comenzamos a acelerar.

Imagen

Corrimos por Gandhi y Reforma hasta entrar a Chapultepec, ahí hicimos un recorrido que nos llevó hasta el Castillo con la respectiva subidita que cansa a todos. Cuando bajamos ya éramos menos y seguíamos acelerando. Cuando vimos que ya llevábamos 8 kilómetros sólo éramos 4. Gonzalo y Andrés estaban ya algo atrás. Seguí corriendo con el grupo y me sentí bastante cómodo, llevábamos un paso de 4:40 min/km y no se sentía tan pesado.

Después de un rato regresamos a la tienda habiendo recorrido unos 10.5km bastante agradables. Un entrenamiento bastante bueno. Andrés y Gonzalo no tardaron mucho en llegar, prácticamente nos pisaban los talones.

El siguiente objetivo era obviamente el desayuno y luego a descansar.

Después de haber dormido un buen rato, me preparé para ir al trabajo de nuevo. Se suponía que el domingo, saliendo del trabajo iría a rodar, me tocaban los fabulosos 90 kms pero no tendría auto. La cita era a las 7 de la mañana y yo no podría llegar a esa hora, ya que tendría que esperar a que abrieran el tren suburbano, mismo que abre justo a las 7. Un poco decepcionado avisé que no podría ir y me estaba resignando a perderme del entrenamiento.

Afortunadamente mi papá me dijo que él podría pasar por mí al trabajo y llevarme al punto de encuentro para rodar. Mi entusiasmo creció de nuevo. Ya estaba todo listo, me enfrenaría por primera vez al reto de rodar la distancia del Ironman 70.3 que corresponde a 90 kilómetros.

Salí del trabajo y mi papá llegó. Llegué a cambiar mi ropa y dispuesto a rodar!!!

A las 7 en punto llegamos al punto de encuentro. Éramos 6 lo que nos enfrentaríamos a ese reto y después de los breves saludos, arrancamos.

Nos dirigimos hacia la autopista México-Pachuca y pasando la caseta con dirección al norte hicimos una breve parada. Verificamos aire en las ruedas, nos hidratamos un poco y después de escasos 2 minutos, salimos de nuevo. No nos detendríamos hasta llegar a Tizayuca, Hidalgo.

Lo primeros kilómetros avanzamos a un ritmo bastante bueno, las subidas son algo pesadas aún para mí, pero avancé constantemente. Logré encontrar un ritmo en el que me sentí cómodo. Aproveché para concentrarme en mi técnica de pedaleo y cuando menos lo esperaba vi el letrero que anunciaba el límite del Estado de México con Hidalgo, faltaban escasos kilómetros para llegar al punto de retorno. Mis piernas ardían, pero era bastante soportable, simplemente era el síntoma de que estaban trabajando adecuadamente.

Logré ver el retorno cerca y aceleré un poco, de los 6 que íbamos me mantuve en el cuarto lugar. Nada mal, considerando que mis compañeros tienen ya bastante experiencia rodando.

Después de retornar, nos detuvimos a esperar al resto del equipo. Estiramos un poco las piernas y nos preparamos para el regreso.

Imagen

Al regreso, volvimos a tomar nuestras posiciones. Llegó el momento en que me sentí cansado, mis piernas comenzaban a dolerme bastante, pero seguí adelante. Debía mantener mi cadencia.

Nuevamente logré encontrar mi ritmo y comencé a rodar a una mejor velocidad. De pronto, ya casi en el kilómetro 60 uno de los punteros ponchó y obviamente se detuvo. Lo alcanzamos y nos detuvimos para el auxilio. Como ya estaba algo cansado, arranqué antes que ellos, quedando ahora en el segundo sitio. Erick, quien iba adelante, llevaba ya algunos kilómetros de ventaja y sería imposible alcanzarlo. Aun así, traté de acelerar lo más que pude y me sentí bastante fuerte, sin embargo, cuando faltaban unos 500 metros para llegar a la caseta de nuevo, el master me alcanzó y pasó. Así que terminé en la tercera posición.

Después de cruzar la caseta, ya en el tránsito urbano, solemos ir todos juntos a una velocidad baja. Prácticamente, vamos descansando.

El total registrado por la computadora de la ClownBike fue de 87kms con un tiempo de 2:45:09, creo que nada mal para ser mi primera vez en esa distancia.

Espero seguir participando en éste grupo que me ha adoptado de buena manera, compartiendo su experiencia conmigo. Mientras tanto, a seguir entrenando!!!

 

@BlackVera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s