Travesía en Aguas Abiertas

Posted on Actualizado enn

Se cumplió un año de mi primera participación en el Maratón Guadalupano, la preparación que tuve en ésta ocasión fue diferente y se notó en mi desempeño. Así mismo está por cumplirse un año de éste blog y recuerdo perfectamente cómo fue que empezó todo.

Hace rato estaba recordando mi experiencia del año pasado al leer la reseña que hice en mi antiguo blog blackvera.blogspot.com y pude notar que muchos de los sentimientos se repitieron, sin embargo, ésta fue una ocasión especial.

Éste reto surgió debido a que mis hermanos y yo nos propusimos nadar juntos la prueba como regalo para mi papá que alguna vez lo pidió. Era una oportunidad para hacer un viaje juntos de nuevo y poder tener un pretexto que nos motivara a entrenar.

El año pasado nadé junto con mi hermano Oscar, y para ésta ocasión se integraría Manuel. Hace más de 20 años que no estábamos juntos en una competencia de natación y eso me emocionaba mucho. Las circunstancias son muy diferentes ahora, ya que la condición física de todos es muy diferente. En aquellos tiempos, Manuel era el más fuerte de todos y era muy veloz nadando. Hoy ya no es así. Manuel dejó de nadar por mucho tiempo y apenas volvió a entrenar justo para ésta prueba. Oscar se ha mantenido regular, pero no había entrenado tanto la parte de la natación como hicimos el año pasado. En fin, ya veríamos los resultados después de las pruebas.

Desde hace ya varios meses me había inscrito a ambas pruebas, ya que el Maratón Guadalupano consta de 2 eventos. El sábado se nadarían 1000mts y el domingo 5000mts. Los entrenamientos que estuve haciendo no fueron específicos para nadar esas distancias ya que me he centrado en incrementar mis entrenamientos en la bici, pero sabía que podía completar las distancias sin problema alguno. Así que sólo nadaba 2 veces por semana para “mantenerme” en forma.

Desgraciadamente me atacó una infección en la garganta justo la semana pasada y tuve que cancelar por completo mis entrenamientos. Así que definitivamente no iba bien preparado para nadar y romper mi récord. Iba con la esperanza de terminar bien la prueba y disfrutar de la compañía de mi familia.

Y así fue todo, desde el inicio del viaje la pasamos increíble. Hacía varios años ya que no viajábamos juntos, sin mencionar que ahora nuestra familia ha crecido. Eso de ir cargando carriolas y chamacos es un rollo pero resultó bastante interesante.

Image

Llegamos al hotel sede por nuestros kits de competencia. Debo admitir que la organización del evento aunque no es mala, podría mejorar muchísimo si cuidaran algunos detalles. La entrega de los kits es lenta porque hacen pequeños grupos para escuchar las indicaciones de los eventos, algo que considero innecesario ya que de cualquier forma, la gran mayoría termina preguntando todo después de las juntas informativas. Después de tener nuestros kits, pude ver que Manuel estaba bastante nervioso, sería su primera vez nadando en aguas abiertas y no se sentía completamente preparado.

El sábado nos levantamos temprano y fuimos a Caleta, ahí nos encontramos con amigos del club dónde entrenan mis hermanos y esperamos nuestro turno de embarque. Las categorías de mis hermanos salían a la misma hora, 10am. Mi categoría saldría hasta las 12pm pero decidí no arrancar en mi categoría y embarcarme junto con mis hermanos, esto me descalificaría pero no me importó ya que la idea era nadar juntos y como ellos no nadarían la prueba de los 5000mts pues era mi única oportunidad.

Un poco después de las 9am tomamos lo estrictamente necesario y después de despedirnos de nuestra familia nos fuimos al embarcadero. Tomamos la última embarcación que transportaba a las categorías de mis hermanos y llegamos a La Roqueta. Al llegar ahí, pude ver a bastantes nadadores que ya estaban listos en la playa para salir. Rápidamente mis hermanos y yo nos colocamos juntos en la playa y calentamos un poco nuestras articulaciones. No pasaron más de 10 minutos cuando nos avisaron que darían la señal de salida.

Eran las 10 en punto cuando arrancamos, no pudimos platicar mucho antes de salir y simplemente nos lanzamos al mar. Los organizadores nos dijeron que no había corriente en el agua y que además de todo, no había aguamalas en todo el recorrido, lo cual fue una excelente noticia.

Me puse rápidamente al frente de mis hermanos y comencé a nadar lo  más rápido que pude para poder colocarme en una buena ubicación dentro de todo el grupo de nadadores, no pasó mucho tiempo cuando encontré a un nadador que llevaba un ritmo bastante fuerte pero que podía mantener y me pegué a él. Practiqué la parte de drafting que me hacía falta y sentí que avanzaba bastante bien. Pasaron fácilmente los primeros 600 metros y comencé a sentir el cansancio, sabía que faltaba poco y que no debía bajar el ritmo, sin embargo ya no pude alcanzar al nadador al que venía siguiendo. Poco a poco vi como varios nadadores me pasaban rápidamente y traté de acelerar todo lo que pude. Podía ver la meta cerca, faltaba poco para llegar, los últimos 50 metros fueron algo trompicados, me pegué con las boyas de proximidad que colocan para las embarcaciones y me desorienté, pero cerré lo más fuerte que pude. Al tocar la arena con los dedos de mis manos me levanté y corrí para cruzar la meta que estaba instalada en la playa. No tenía idea del tiempo que había hecho pero sabía que me había ido bien. Esperé a mis hermanos mientras me rehidrataba y recuperaba, me faltaba el aliento y mis pulsaciones estaban por el cielo. Pude notar el estado en el que todos venían llegando, dando su mejor esfuerzo.

Image

No cabe duda de que la comunidad de los nadadores es algo muy especial, apoyándose unos a otros y orgullosos de haber logrado sus objetivos.

Pasaron unos cuantos minutos y vi salir a Oscar del agua, se veía muy cansado y lo único que pudo decirme fue: “Estuvo muy perro”.

Intentamos esperar a Manuel en la salida pero ya había muchos nadadores fuera del agua y estábamos estorbando, tuvimos que salir del área de recuperación. A unos cuantos metros de ahí estaban esperándonos, nos felicitaron y nos preguntaron por Manuel, aún no llegaba.

Pasaron màs de 30 minutos desde que empezó la prueba cuando por fin Manuel logró llegar, completamente cansado por el esfuerzo pero con una gran sonrisa en su rostro que reflejaba la felicidad de haber terminado.

Por fin, nos reunimos los tres hermanos y posamos para la foto que sellaba el compromiso con mi papá. Ahí estábamos los tres con nuestras medallas, juntos de nuevo.

Image

El resto del día nos dedicamos a descansar y a disfrutar de la playa con nuestros hijos. Nos divertimos como hace tiempo no lo hacíamos.

Dentro de todo esto yo me preparaba mentalmente para lo que me esperaba al siguiente día, no puedo negar que tenía nervios y ansiedad. A pesar de que la prueba ya la había hecho, sabía que no era algo tan sencillo. Traté de alimentarme e hidratarme bien para no sufrir lo del año pasado.

Preparé mis cosas una vez más y me acosté temprano. Pude dormir increíblemente bien. Salimos temprano de la casa y fuimos de nuevo a Caleta. Al llegar ahí ya había mucha gente en la playa. Me despedí de todos y me desearon suerte. Los abracé y me fui solo a la playa.

Me coloqué al frente de todos y me metí al agua para calentar. Al estar ahí viendo el amanecer me concentré en lo que me esperaba. Sabía que sería difícil pero también sabía que lo podria hacer sin ningún problema.

No llevaba ningún tiempo a vencer, pero según el resultado del día anterior en los 1000mts (15:30) esperaba terminar en hora y media más o menos.

De pronto escuché que gritaron mi nombre, era Chelo junto con Letty, Paty y Lulú. Me alegró verlas ahí, pues de cierta forma yo me sentía solo dentro de ese grupo de más de 1000 nadadores. Nos deseámos éxito y nos preparamos para salir. De nueva cuenta nos informaron que no había aguamalas en el agua y que el recorrido estaba completamente libre y sin corrientes fuertes.

Llegó el momento y dieron la señal de salida. Me lancé al agua y por primera vez en mi vida me tocó estar dentro de un grupo inmenso de nadadores que era mucho más lento que yo.

Me costó trabajo salir de él y sufrí de unos cuantos golpes, nada serio. Cuando por fin logré salir del grupo ya llevábamos casi 1000mts y al parecer mi ritmo se mantuvo por el resto de la competencia.

Cuando pasé los 2500mts podía ver la meta a lo lejos y comencé a fatigarme psicológicamente. Ya quería llegar, vi el tiempo que llevaba y estaba muy por arriba de lo planeado. Mi brazos comenzaron a dolerme y el sol me molestaba. Traté de tranquilizarme y concentrarme en mi técnica pero ya estaba muy cansado. Después de un buen rato me di cuenta de que ya llevaba 4000mts y aceleré, o al menos eso intenté. Traté de patear lo más fuerte que pude pero rápidamente se me olvidaba hacerlo.

Ya casi al terminar, me alcanzó un tipo que llevaba buen ritmo, traté de draftear pero no lo conseguí porque él se movía mucho en direcciones diferentes y eso me desconcentraba. Decidí dejarlo ir y tratar de conservar mi ritmo y mi ubicación.

Faltando escasos 50 metros sólo me dejé llevar, cuando toqué la arena de la playa una ola me regresó de nuevo al mar y tuve que esperar a que éste me aventara literalmente a la playa de nuevo. Me levanté de la arena y troté hasta la meta, escuché que me gritaban felicitándome y sólo pude alzar mis brazos para saludar. Pasé por mi medalla y me comí un par de naranjas.

Salí del área de recuperación y vi a toda mi familia, los abracé y agradecí por haber estado ahí. Por ser mi inspiración y motivación.

Image

Curiosamente mis piernas se sentían fuertes y enteras, así como para rodar cientos de kilómetros, lamentablemente mis brazos estaban devastados. Me dolían muchísimo. En fin, aprendí mucho de la experiencia.

Una vez terminado todo, comimos y descansamos. Me sentí afortunado de poder compartir la experiencia con toda mi familia. Además de todo, me sirvió como referencia para mi próximo reto, el gran reto.

Faltan poco más de 100 días para el Ironman Los Cabos y mis entrenamientos comenzarán a ser más fuertes cada día. Me siento fuerte pero sé que me falta mucho por avanzar. Espero que pronto pueda completar todas las distancias sin ningún problema. Mientras tanto, prepararé algo para celebrar el primer año de éste blog. Estén pendientes.

@BlackVera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s