Será difícil olvidar el 2013

Posted on

Se ha cumplido un año desde que se comenzó éste proyecto de convertirme en Ironman. Al día de hoy he vivido increíbles experiencias, la gran mayoría de entera satisfacción.

Recuerdo bastante bien que hace un año acababa de estrenar mi bici, la ahora llamada #ClownBike. No había participado en ninguna prueba de triatlón y aún seguía con la euforia de haber corrido mi primer maratón y de haber nadado los 5k en aguas abiertas.

Mi objetivo ya estaba planteado y sólo tenía que ponerle fecha. En un principio no sabía si debutaría en Cozumel o en Los Cabos para esa gran prueba. Mi desempeño en el año lo decidiría.

Al final, no fue eso lo que determinó que hoy ya esté inscrito en el Ironman Los Cabos 2014, al final de cuentas fue mi presupuesto lo que “alargó” la fecha. Por otro lado, creo que también ayudará a que pueda tener una mejor preparación.

Imagen

Hoy me siento muchísimo más fuerte que hace un año. Cuento ya con varias participaciones en triatlones que me han ayudado a enfocar mis entrenamientos en partes específicas. 

Ha sido un año de grandes aprendizajes y de cambios radicales en mi estilo de vida. Cuando comencé a practicar el triatlón, no imaginaba que mi vida giraría en torno a ello. Hoy planeo mis vacaciones y entrenamientos en base al calendario de competencias que realizaré. Mis actividades recreativas son completamente diferentes y siempre estoy buscando cómo combinar todas mis actividades para poder mejorar mis rendimientos en las competencias.

Estamos a prácticamente 3 meses de que llegue la fecha del reto. Durante estas fechas tendré entrenamientos difíciles. El clima no ayudará mucho en ello y pasaré bastantes horas pedaleando en mi bici dentro de mi casa. Estoy ansioso por correr ese par de maratones de entrenamiento y de nadar hasta que mis brazos ya no puedan más.

Recientemente he participado en el circuito del Gallo que se realiza cada domingo y consta de rodar unos 75 kms aproximadamente a un ritmo promedio (para mí) de 30km/hr por toda la Ciudad de México. He tenido días buenos y días malos, pero todos ellos de grandes experiencias.

Imagen

He tenido la oportunidad de rodar junto al “Champi” quien es un ciclista profesional que corre para el equipo de San Marcos y he tratado de aprender de él, lo cuál ha sido bastante complicado porque suelen promediar 40-45km/hr y obviamente es difícil aguantar ese paso.

Últimamente el ciclismo me ha gustado mucho más de lo que creí que pudiera gustarme. Creo que el pasar tanto tiempo con tu bici te permite crear un vínculo significativo con ella y cada vez te cuesta más despegarte de ella. Lo sé, soy un sentimental jajajaja.

Así mismo fue muy gratificante para mí haber sido elegido para ser parte del equipo de redactores de un blog español llamado Diario de Un Campista. Espero poder compartirles también mis experiencias desde éste lado del charco.

Este será el último post del año y con él quiero primeramente agradecerles a todos ustedes, amables lectores, por estar al pendiente del blog. Gracias a ustedes hemos podido mantener la motivación de seguir escribiendo.

Por otro lado quiero agradecer a todos los amigos que me han apoyado en éste camino, a muchos de ellos los conocí éste mismo año y hemos compartido muchos kilómetros de alegrías y locuras.

A los clubes de corredores con los que he estado en las buenas y en las malas, con sus celos y reproches. Y espero que no se tomen personal el que realmente no pueda unirme formalmente a ninguno de ellos. Digamos que soy un personaje ficticio y solitario que ha disfrutado de sus compañías. Nada más.

A todos mis compañeros atletas con causa, que sin su ayuda no hubiera podido vincular mis retos deportivos a las causas sociales. Creo que las sonrisas de las personas a las que ayudamos nos dieron más de lo que nunca hubiéramos esperado recibir, o al menos a mí me pasó eso.

También quiero agradecer a mis familiares quienes SIEMPRE han sido mis más exigentes motivadores, alentándome a buscar retos cada vez más complicados.

 Y obviamente agradezco a mis patrocinadores, quienes han hecho todo esto posible. Urban Jungle y Triathlon Store, sigamos trabajando por convertir nuestros sueños en realidad.

Para terminar, quiero darle las gracias a las mujeres más importantes en mi vida, porque no sólo han estado en mis retos más difíciles, en momentos críticos, también me han enseñado que puedo lograr cualquier cosa siempre y cuando me lo proponga. Sé que viene un año mucho más complicado en todos sentidos y sé que cuento con ellas para salir adelante juntos. Fabiola y Samantha…gracias. 

Nos leemos el próximo año, espero no congelarme en el próximo circuito del gallo y espero poder tenerles algunas imágenes del mismo. Buen fin de año y mejor año 2014!!!

Anuncios

2 comentarios sobre “Será difícil olvidar el 2013

    Ricardo Sánchez Baamonde escribió:
    diciembre 28, 2013 en 8:09 pm

    Ha sido un año fantástico y lo mejor está por llegar. No sé por qué pero me acuerdo mucho de tu crónica sobre el duatlón que corriste.
    Seguro que lograrás tus objetivos. Eres un luchador.

    Me gusta

      BlackVera escribió:
      diciembre 28, 2013 en 8:11 pm

      Eso espero yo también jajajaja. Gracias por leer, seguiremos en contacto!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s