Conviertiéndome en Ironman

Posted on Actualizado enn

Viernes 28 de marzo

Volamos desde la Ciudad de México hacia Los Cabos, un viaje de casi 2 horas que me hizo recordar muchas cosas. Entre ellas, los entrenamientos que hice, las competencias en las que participé, pero sobre todo, pensé mucho en todas las personas que directa o indirectamente me pusieron en ese avión en ese momento.

Pensaba en todo eso porque pude reconocer a muchos competidores que iban en el mismo vuelo. Los nervios comenzaban a crecer ya que la mayoría de ellos eran personas grandes y fuertes, algo diferentes a mi.

Llegamos a Los Cabos a medio día, la temperatura era de 28 grados y el cielo estaba parcialmente nublado, eso me dio más confianza ya que eran unas condiciones en las que me gusta competir. El pronóstico para los siguientes días se mantenía muy similar.

El plan para ese día era descansar completamente, hacer estiramientos y pasar a recoger el kit de competidor. Afortunadamente nos hospedamos en un hotel que está justo a un lado del que era sede de la expo, así que únicamente caminé algunos metros hasta que llegué. Recogí el kit que incluía los números para la competencia y las bolsas en las que se guarda el material que se dejará en las transiciones.

Entrega de Kits
Entrega de Kits

Decidí quedarme a la junta informativa para tener completamente claro el recorrido que estaríamos realizando el día de la competencia. Ahí pude notar que había muchos extranjeros, y confirmé que la gran mayoría lucían como atletas de verdad. Mis nervios comenzaban a crecer debido a ello. Yo estaba seguro de que había entrenado para poder completar la prueba, pero era evidente que tal vez el concepto de competir se quedaría a un lado.

Regresé a mi habitación y comencé a armar la #ClownBike tratando de no pensar en nada más. En ésta ocasión no tardé tanto tiempo en armarla, pero me di cuenta de que no traía una llave para apretar los pedales. Afortunadamente, me quedaba cerca una tienda de bicicletas que me ayudó con eso. Regresé al hotel y sólo quedaba descansar por completo.

Previo a armar la #ClownBike
Previo a armar la #ClownBike

 

Sábado 29 de marzo

Me levanté temprano y me preparé para ir a la práctica de natación, habían dicho que el agua estaba bastante fría y que era indispensable el uso de wetsuit. Desde el hotel a Playa Palmillas me fui en bici para aflojar un poco las piernas, pasé por parte de la ruta que estaríamos recorriendo el día de la competencia. De pronto comencé a darme cuenta de que la altimetría no era tan sencilla como parecía, las piernas me ardieron de sólo subir un par de pendientes. No le di importancia y creí que con la natación me relajaría.

Llegué a Playa Palmillas y me encontré con algunos amigos de La Paz que sólo conocía por las redes sociales. En la playa había bastantes competidores, todos ellos con su wetsuit puesto.

IMG_6542

Decidí sentir el agua sin el traje y la verdad es que no estaba tan fría como pensaba, incluso puedo asegurar que el uso del wetsuit no era completamente necesario, sin embargo, tenía que probarlo por cualquier cosa.

Nadé algunos minutos y me relajé, sentí el agua bastante tranquila, no había mucho oleaje y estaba en condiciones perfectas para competir.

Regresé al hotel ya que debía preparar varias bolsas que tenía que entregar ese día junto con mi bici. En una bolsa tenía que dejar lo que usaría en la carrera (tenis, short, visera y geles) y en otra lo que necesitaría para la bici (casco, gafas, guantes, licra de ciclismo y bloqueador). Después de comer, regresé a la zona de transición, ésta vez lo hice en el autobús oficial, al cual subí mi bici. El estómago me empezó a causar molestias, no le di tanta importancia porque supuse que eran los nervios.

En el autobús, un tipo llamado James que venía de Estados Unidos me preguntó si estaba listo, a lo que contesté que “había nacido listo, sólo estaba nervioso”, me dijo que él también estaba nervioso que también sería su primer Ironman. En ese momento dirigí mi mirada a su bici y vi que portaba el numero 28, lo cual se me hizo raro y le dije que si portaba ese número era porque seguramente era de los más experimentados y que tal vez no debería estar tan nerviosos como yo. Sonriendo me dijo que, en efecto, él competía con los PRO pero que en ese ocasión haría su primer Ironman, me contó que había hecho muchos 70.3 como profesional, pero que ésta sería su primera vez y que definitivamente estaba muy nervioso. Platicamos un rato mientras los demás que viajaban en el autobús se acercaban para escuchar a James. Cuando menos lo esperé, llegamos a la zona de transición. El recorrido se me hizo muy rápido por la charla. Bajamos del autobús y caminamos hacia los racks donde dejamos nuestras bicis.

Como SIEMPRE me pasa, James pidió tomarse una foto conmigo para el recuerdo, preguntó mi número y dijo que estaría pendiente del resultado.

28-JAMES-USA
28-JAMES-USA

Dejé la #ClownBike en su lugar y caminaba hacia la salida cuando me encontré con Luis Álvarez quien también acababa de dejar su bici. En ese momento me acordé que la bolsa de transición de la carrera la tenía que haber dejado en la T2, la cual estaba bastante lejos de ahí. Le pregunté a Luis si sabía de algún transporte oficial que me dejara en la T2 y me contestó: “Sí, se llama Luis Alvarez. Ahorita yo te llevo”. No cabe duda que el destino me tenía preparadas varias sorpresas. Cuando llegamos al auto de Luis, nos estaba esperando Rubén Grande, otro personaje mexicano importante dentro del mundo del triatlón. Durante el trayecto de camino a T2 platicamos de diferentes cosas, Rubén contó parte de su experiencia con su pierna y los motivos por los cuales ahora hace las labores altruistas que hace y Luis nos compartió algunos tips para la competencia.

Rubén Grande
Rubén Grande

Le pregunté a Luis lo que sintió antes de su primer Ironman y era algo parecido a lo que estaba sintiendo, pero me dijo que me lo tomara con calma, que sería una experiencia increíble.

Después de dejar nuestras bolsas en T2, me dejaron frente a mi hotel y sólo quedaba intentar descansar lo más posible para despertarme temprano al día siguiente.

La experiencia vivida ese día me calmó los nervios y me motivó mucho para lo que venía.

 

Domingo 30 de marzo-Ironman Los cabos

Me desperté a las 3:45 de la mañana…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s