Un 21k que sube, sube, sube, sube…

Posted on Actualizado enn

La semana pasada no tuve muchas oportunidades de entrenar debidamente. Prácticamente sólo pude correr un 5k y el resto de los días sólo hice estiramientos. Por cuestiones de tiempo, me fue imposible seguir mi entrenamiento rumbo al UTMC de Huasca que se realizará el próximo 11 de Octubre así que la mejor oportunidad para poder hacer una base más fuerte era correr el medio maratón de SEDENA.

El año pasado se realizó la carrera pero con una variante que no a muchos agradó, ya que además del 21k, se hicieron también carreras de 5 y 10k. Por lo tanto la demanda de la carrera fue mucho más grande y de cierta forma hubo caos en algunos puntos.

Uno de lo objetivos para los organizadores en éste año era evitar precisamente los malos ratos que pasaron algunos corredores anteriormente. Y desde mi particular punto de vista, fue una carrera muy bien organizada tomando en cuenta de que es una carrera gratuita y que la demanda es muy alta.

El año pasado corrí sólo 5k ya que iba acompañado de Sam en su carriola y Fabis. Fue nuestra primera carrera como familia y una de las mejores experiencias que he tenido, por lo mismo, no conocía la ruta del 21k que supe era muy demandante. Eso también me motivó para poder hacerla un reto más a vencer.

La expectativa era grande y se notaba desde el inicio de las inscripciones, mismas que se agotaron en muy poco tiempo. Afortunadamente conseguí mi inscripción y con ello el compromiso estaba hecho.

Llegó el día del evento y ahí estábamos Fabis, IronMike y yo, en el bloque de salida. Tratamos de localizar a Rulo pero por la cantidad de gente que había, no lo logramos. Ahí mismo vi a varios amigos, sobre todo a los TwitterRunners que traían un ánimo súper especial como siempre.

Sonó el himno y la cuenta regresiva, retumbaron los cañones y arrancamos. Mi objetivo era darlo todo y esforzarme al máximo. Los primeros kilómetros fueron difíciles porque me costaba trabajo adelantar a los demás corredores. Pasaron un par de kilómetros para que el espacio fuera mejor y entonces pudiera concentrarme en mi paso.

Comenzaron las subidas de las que toda la gente hablaba y me ayudaron a pasar gente. Me sentí muy fuerte y comencé a ganar confianza. Al pasar el kilómetro 8 estaba ya exhausto pero decidí no detenerme, me dolían las piernas y me costaba respirar pero no quería bajar mi ritmo.

La ruta fue espectacular y demandante, pude ver a muchos amigos durante ella y fue muy divertido. Era todo una fiesta, todos haciendo su mejor esfuerzo.

Los últimos kilómetros eran los más “fáciles” pero dejaban lo mejor para el final, una pendiente larga que tronaba a muchos. Traté de mantener calma para poder hacer un buen cierre y así fue.

Finalicé con 1:37 y al cruzar la mete me di cuenta de que de verdad lo di todo. Me costó reconocer a LAMB quien me felicitó justo en ese momento.

El equipo The Triathlon Store
          El equipo The Triathlon Store

Ésta semana será el final de la preparación para el UTMX de Huasca y creo que me ha ido bastante bien.

Para terminar quiero felicitar a todos aquellos que corrieron el 21k, sobre todo a los que hicieron su primer medio maratón.

@BlackVera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s