Cuando te caes, no queda otra más que levantarte y seguir.

Posted on

Justo se cumplió un año de que tuve en mis manos por primera vez a mi tan querida bici, la Merida que tanto sabe de mí, porque le he contado hasta lo que no podrían creer. Esta bici se ha convertido en uno de mis instrumentos de desahogo en todos los sentidos. Simplemente es un una extensión de mí.

Para celebrar esto y porque de verdad AHORA SÍ, ya voy a entrenar en forma, decidí acompañar a @trimike3 en un entrenamiento dominical ya clásico para nosotros. Sería un entrenamiento de fuerza subiendo las pendientes de Lomas de Chapultepec hasta llegar a Santa Fe, o lo que se nos fuera ocurriendo.

Salimos como siempre, a las 7 de la mañana. El clima era demasiado fresco, incluso había un poco de llovizna. Comenzamos a rodar y no tardamos mucho en encontrarnos con un cierre de calle ocasionado por una carrera pedestre que se estaba realizando sobre Paseo de la Reforma, tuvimos que “rodear” para poder pasar y justo cuando estábamos por lograrlo, vino la tragedia. Subimos por una banqueta que estaba sumamente resbalosa, yo iba adelante y sólo sentí que esa extensión de mí se desprendía lejos de mi control. La bici se me patinó y caí de costado en el piso. Mike, que venía atrás de mí no pudo frenar a tiempo y cayó de la misma forma que yo.

Con nuestros orgullos tirados y obviamente después de checar rápidamente si a nuestras bicis no les había pasado algo, nos preguntamos por nuestras condiciones. Al parecer sólo había sido el golpe, decidimos continuar con el entrene y olvidarnos de lo ocurrido, pero algo no andaba bien con Mike. El dolor se apreciaba en su rostro y sólo pudimos hacer unos cuantos kilómetros de recorrido. Regresamos y esperamos que todo mejorara con el tiempo.

Foto: TriMike3
Foto: TriMike

Por la noche, Mike no pudo más y tuvo que ir al hospital. Fractura en el codo. La piel se me erizó cuando lo leí y pensé en que a mí me pudo haber pasado algo similar. Simplemente, yo tuve suerte.

Es por esto que hoy quiero compartir que SIEMPRE debemos estar aletas a todo, prevenir TODO lo que sea posible y sobre todo NUNCA confiarnos demasiado. Los accidentes siempre pueden prevenirse y es lo mínimo que podemos hacer. Sean cuidadosos cuando salgan y recuerden que cualquier cosa puede pasar.

Espero que Mike pronto se recupere y podamos entrenar juntos de nuevo pero sobre todo…que no sea un justificante para que Mike diga que le gano por que no ha podido entrenar, XD. Naaaa, es broma, pero de verdad, le mando mis buenas vibras.

Por cierto, les recomiendo seguir a Mike en su blog, por lo pronto les dejo aquí el enlace de lo ocurrido el fin de semana. http://untriatleta.com/2015/06/10/cambio-de-planes/

@BlackVera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s