El último maratón

Llega cierto momento en la vida donde hay retos que ya no te inspiran, no te emocionan y simplemente a veces los haces por el hecho de hacerlos, o en mi caso, porque se me ocurrió la grandiosa idea de inscribirme desde hace 4 años y no iba a perder esas inscripciones, además de que la medalla de ésta ocasión terminaría el proyecto de formar la palabra “México”. En aquellos tiempos todo esto me emocionaba muchísimo y nunca creí que de pronto todo se tornaría en algo fastidioso.

WhatsApp Image 2018-08-27 at 7.50.48 PM

No quiero demeritar a todas las personas que año con año corren el maratón de la Ciudad, e incluso quiero felicitar a todos los que por primera vez lograron completar la distancia de 42.195 kilómetros. De verdad es un gran logro hacerlo.

Hacía ya unos meses que pensaba en no participar ya que no he entrenado bien y a pesar de que he tratado de mantenerme lo suficientemente activo, no me sentía bien preparado y estaba consciente de que me iba a costar mucho trabajo hacer un buen tiempo.

Pero llegó el día y ahí estaba yo, formado en el bloque de salida esperado a que dieran la señal para arrancar. En ésta ocasión no llevaba reloj, ni nada que pudiera ayudarme a monitorear mi ritmo, así que me basaría en la pura experiencia y sensación de mi propio cuerpo. Tampoco quería que el tiempo me presionara de más, pues mi único objetivo era completar la distancia y divertirme en el camino.

Todo iba marchando bien, los primeros kilómetros me sentí bastante fuerte y quise aprovechar esa sensación. Hubo muchos momentos que me hicieron recordar las ediciones pasadas, todo lo que he vivido desde entonces y las experiencias que he ganado con el tiempo. Tuve la oportunidad de ver a algunos amigos en la ruta, algunos me dieron ánimos y yo hice lo propio con algunos otros. De pronto, ya para el kilómetro 18, empecé a sentir una molestia en una rodilla. Me dije a mí mismo que lo más seguro era que había pisado mal en algún momento y eso había provocado el dolor. Sin embargo, pasaron un par de kilómetros y me empezó a doler cada vez más. Lo peor es que la otra también me empezó a doler y entonces sí empecé a preocuparme.

Pasé por los primeros 21 kilómetros y no iba tan mal en cuanto a tiempo, pero el dolor crecía. Traté de concentrarme en seguir avanzando pero justo llegué a la parte de los adoquines en Chapultepec. Estoy seguro que la falta de entrenamiento iba a ser determinante y mi cuerpo ya lo estaba resintiendo. Con mucho trabajo pasé el kilómetro 25 y ahí fue cuando empecé a bajar el ritmo. Tristemente, el dolor me hizo detenerme antes de llegar al kilómetro 30. Comencé a caminar para poder llegar al kilómetro 30, pues Pam me esperaba ahí para acompañarme al final.

Llegué al 30 y ahí estaba Pam, comenzamos a trotar juntos pero rápidamente tuve que detenerme de nuevo para caminar. Mis articulaciones me dolían muchísimo. Curiosamente me sentía muy bien en cuanto a condición, podía respirar sin problema, no me sentía agitado pero el impacto al correr me generaba una molestia que nunca había tenido.

40158629_2653037184722195_5383342318390607872_n

En fin, seguimos avanzando poco a poco y charlando durante el recorrido, sinceramente me sentí un poco mal por ir caminando a ratos, pero no podía tener mejor compañía. Es increíble poder una actividad con una persona, pero cuando es una pasión compartida es algo inigualable. Ambos hemos pasado por situaciones complicadas y el ir ahí, paso a paso nos unió como nunca.

En cierto momento del recorrido lo único que pasaba por mi mente era “desquitar” las 9 horas que nos habían dado para terminar XD, pero la fuerza y actitud de todas las personas que pasaban a nuestro lado nos hacían seguir adelante. Las porras de la gente en las calles son increíbles. La fiesta del maratón es un evento simplemente asombroso.

Si bien es cierto que me sentí mal por caminar varios kilómetros del recorrido, me siento satisfecho de haber completado el reto. El tiempo no fue nada que presumir, pero el significado que tiene para mí éste evento va más allá de eso. Lo que sí me ha quedado muy claro es que éste será el último maratón en el que participe sin entrenar.

 

Así que esperemos vernos pronto por ahí, porque estoy seguro de que vienen nuevos retos.

 

@BlackVera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.