HammerNutrition

#UTMX 2016, mi primer UltraTrail

Posted on

Por fin llegó la fecha de hacer mi primer ultra-trail, sinceramente no me preocupaba mucho la distancia ni la ruta, sabía que tenía el entrenamiento suficiente para completar la prueba sin ningún problema. La única referencia que tenía era de una competencia similar hace un par de años cuando la ruta era de 42k y recuerdo muy bien que en aquella ocasión terminé sin problemas en un tiempo bastante sorprendente para mí. Por ésta razón, tenía mucha confianza en mis primeros 50k, que aunque iba a llegar en condiciones tal vez menos favorables que hace dos años, contaba ya con la experiencia por lo que traté de mantenerme tranquilo.

Salimos el viernes por la tarde, pasé por Sam a su escuela y de ahí nos fuimos directo a Huasca de Ocampo. Recogimos mi paquete de competidor y pasé a la revisión del material obligatorio, me aprobaron y entonces llegó el momento de descansar para lo que sería el día siguiente.

Durante un tiempo estuve buscando hospedaje en Huasca, pero dada la demanda del evento ya no encontré lugar, por lo que decidí buscar hospedaje en Real del Monte, un Pueblo mágico con el que tengo una conexión especial ya que mis abuelos vivían ahí cuando eran jóvenes y solían llevarnos cuando éramos pequeños.

Afortunadamente se celebraría la Feria Internacional del Paste en Real del Monte, por lo que sería una oportunidad para que mi familia pudiera disfrutar y distraerse un poco mientras yo estaría corriendo en Huasca.

Llegamos al Hotel y nos pusimos cómodos, intentamos descansar desde temprano para intentar dormir lo más posible, algo que difícilmente logré. 

El despertador sonó temprano, pero yo ya estaba despierto, con bastantes ansias de comenzar. Preparé mi chaleco Velocity de Ultraspire y llené mis Flask con Perpetuem de Hammer, también llevaba geles y pastillas de sal (que nunca suelo consumir, pero por si las dudas).

Pam me llevó a Huasca, hicimos alrededor de 20 minutos ya que no está tan lejos. Al llegar pude ver a muchos competidores ya listos en la línea de salida, algunos otros estaban afuera del corral con sus familiares y/o amigos. Poco a poco la adrenalina comenzó a circular por mi cuerpo, tenía ganas de salir así sin más pero también comencé a sentir nervios, me preguntaba la razón por la que estaba ahí parado con frío a esa hora y esperando el momento de entrar al bosque donde sabía que me quedaría solo un buen rato.

14572307_10157704843685694_4193979208260238419_n

Comenzaron a avisar que la señal de salida estaba por darse, me despedí de Pam y quedamos de vernos en la meta, ella regresaría junto con el resto de mi familia bastantes horas después. Les había dicho que tenía planeado hacer unas 8 horas por lo que se podían tomar las cosas con calma. Sinceramente ese era el tiempo que tenía planeado en el peor de los casos, y a pesar de que mi objetivo sería disfrutar más del camino que preocuparme por algún tiempo, sabía que podía hacer mucho menos de 8 horas.

Llegó el momento de salir, las buenas vibras se sentían por todos lados, dieron la indicación y arrancamos. El sol aún no salía, comencé a trotar muy relajadamente y a diferencia de muchas otras personas, me contuve de salir con todo. Rápidamente muchos me pasaron pero no le di importancia, me repetía constantemente que mi objetivo era disfrutar del camino y no quería tronarme.

Comenzamos a subir y subir, poco a poco me empecé a sentir más fuerte y mi ritmo iba en aumento. Comencé a pasar a muchas personas que me habían pasado en la salida. Me sentía perfectamente bien, sabía que los primeros 20kms eran pura subida así que lo tomé con calma pero con fuerza, algo me decía que una vez pasando el punto más alto, todo lo demás sería trámite (pobre iluso).

14682151_10157680834635694_2041238111030496924_o

Creo que la pendiente mas difícil comenzó por ahí del kilómetro 16, prácticamente iba caminando y la verdad es que no vi a nadie trotar en esa parte, el frío de la montaña calaba en esa parte del recorrido pero me concentré en darlo todo en esos 2 o 3 kilómetros que me faltaban para llegar a la cima. Comencé a recargarme con las manos en mis rodillas a cada paso para darme un mejor impulso y comencé a tener una sensación rara en mi rodilla derecha, no le di importancia.

Vi mi TomTom y me decía que faltaban casi 500 metros para llegar a la cima, mi corazón estaba al límite, podía sentirlo en cada respiración. Muy pronto vi el segundo punto de abasto, era la cima del recorrido. Llegué cansado pero con ganas de seguir adelante, rellené mis contenedores y me preparé más Perpetuem, comí un pequeño pan con jamón y queso y me decidí a bajar rápido para aprovechar el tiempo. Me di cuenta de que había llegado a esa parte en 2 horas y 30 minutos, comparado con el tiempo de hace dos años, llevaba exactamente 5 minutos de ventaja.

Arranqué confiado pero de inmediato sentí que algo estaba mal con mi rodilla, me tranquilicé y baje la velocidad, pero el dolor comenzó a crecer cada vez más. Tuve que detenerme para calmar el dolor. Comencé a caminar en la bajada y me preocupé por esa lesión, creo que la combinación del frío y de haberme recargado en mis rodillas hizo que tuviera un sobre esfuerzo y probablemente se me inflamó algún ligamento.

Bajé esa primera parte y descubrí que justo ahí era donde cambiaba la ruta de los 42 y los ahora 50kms, para mi sorpresa tenía que subir una vez más una zona muy complicada, mi rodilla me comenzó a doler muchísimo pero estaba justo a la mitad. Traté de tomar las cosas con calma y avanzar poco a poco.

1000x667-utmxmartin9838

Era evidente que no iba a poder volver a correr fuerte, mucho menos bajar a una velocidad buena, pero iba a hacer lo posible por llegar a tiempo, sabía que tenía un buen colchón pero no sabía lo que me esperaba kilómetros más adelante.

 En las bajadas prácticamente tuve que caminar, veía a mucha gente pasarme y eso me desmotivaba un poco pero no me detuve. Seguí y llegué a un mirador espectacular, ahí aproveché para tomar unas fotos, cosa que casi nunca hago mientras compito, pero como ésta vez se trataba de disfrutar, me detuve un buen rato para apreciar el paisaje. Ahí me encontré a varios amigos y me dio mucho gusto saludarlos, me dieron ánimos para seguir adelante. Arrancamos en un plano bastante trotable y logramos estar juntos un ratito, pero cuando llegamos de nuevo a una bajada, tuve que dejarlos pasar, simplemente no podía bajar trotando así que comencé a caminar de nuevo.

Comenzó una lucha dentro de mí al tratar de avanzar lo más rápido posible sin sufrir tanto con el dolor. Comencé a ver mi reloj para darme una idea de la hora a la que llegaría y paso a paso mi pronóstico comenzaba a alejarse de la realidad. Volvía a concentrarme en tratar de disfrutar el paisaje, el momento conmigo mismo pero el dolor me hacía recordar la friega que me estaba metiendo. De pronto mi teléfono agarró señal y pude verificar algunos mensajes que me había mandado el Tristaff pero sobre todo Sam. Escuchar su voz diciéndome que me esperaría en la meta me ayudó a avanzar otros kilómetros olvidándome del dolor.

1000x667-utmxruben7349

Estuve pasando por territorios completamente desconocidos para mí y eso me agradó, hasta que llegué a la última pendiente y entonces el sol caía a plomo, no había ningún árbol que diera sombra por el camino, ya con 35kms encima esa cuesta…costaba!!!

Por fin llegó el momento de las últimas bajadas, pude ver como muchos se aliviaban de ver que todo era bajar, pero a mí era lo que más me costaba así que traté de mantener la calma y seguir avanzado, paso a paso, sin detenerme.

Llegué al último punto de abasto, me di mi tiempo para comer y recuperarme, ya sólo faltaban 10kilómetros, en teoría no debería de tardar más de una hora, pero dadas las circunstancias, probablemente yo sí me tardaría más.

Tomé mi teléfono y le avisé a Pam que no haría 8 sino una hora más y entonces me animó para seguir adelante, ellos estarían ahí esperándome. Seguí avanzando y trotando en las partes planas, pero eran muy pocas, la gran mayoría eran bajadas.

Se acercaba la hora prometida y entonces vi que llegué a la entrada del pueblo. Muchos vecinos estaban afuera de sus casas echando porras. Eso de verdad te anima a seguir. Seguí y me acerqué cada vez más a la última parte, la gente abarrotaba las calles y le gritaban a todos los que íbamos llegando. Sabía que me faltaba una última vuelta para ver la meta frente a mí.

Giré a mi izquierda y vi la meta pero más que nada comencé a buscar a mi familia, ya casi al llegar estaban ahí, unos escasos 5 metros antes del arco de meta. Normalmente suelo acelerar siempre en ésta parte pero en ésta ocasión me frené y me hice a un lado, vi a toda mi familia ahí, levanté a Sam que estaba tras la reja que resguardaba el camino y la sostuve con mis brazos. En ese momento supe que todo el esfuerzo había valido la pena, vi su cara de emoción y entonces le dije: “Vamos a cruzar ésta meta juntos.” En ese momento levantó sus brazos y cruzamos!!!

1000x667-utmxdanai8920

Me preguntó si me había caído, estaba preocupada por mí y eso me conmovió mucho. Me entregaron un souvenir de finisher que de inmediato le entregué a Sam. Lo tomó y me preguntó si era para ella. Hubieran visto sus ojos cuando le dije que todo era por ella.

Salimos del área de recuperación y ahí estaban todos. Recuerdo muy bien que el primero en abrazarme fue mi papá y luego mi mamá. Estaba a punto de llorar pero creo que estaba tan deshidratado que no me salieron lágrimas, vi a Pam y la abracé.

Esta carrera no fue mía, esta carrera está dedicada a ellos, a ésta gran familia de la que me siento afortunado pertenecer. Definitivamente nada de esto hubiera sido posible sin el apoyo de ellos.

No sé si voy a repetir la experiencia el siguiente año, pero en definitiva les voy a recomendar que se den la oportunidad de participar en una prueba de éste tipo.

Por último quiero agradecer a todas las personas que me dieron ánimos durante el recorrido al ver que iba lastimado, en especial a esa Hormiga que me dio medicamento para el dolor, te rifaste!!!

Así mismo al Tristaff que también estuvo pendiente de mi como en cada competencia.

Y sobre todo a Pam, mi gran compañera que ha sido mi apoyo más fuerte estos tiempos tan locochones, sé que juntos vamos a lograr muchas cosas más.

 

@BlackVera