runner

ALTRA ONE V3

Posted on

Hace un buen rato que no entreno en forma (no es nada nuevo) pero como soy un buen conejillo de indias, me tocó probar los recién horneados ALTRA ONE V3. Para empezar, no conocía mucho de la marca así que me puse a investigar el origen de la misma y obviamente las características que la hacen marcar una diferencia contra el resto de marcas que hay en el mercado.

Altra es una marca que tiene muy poco tiempo en el mercado internacional y tan sólo un par de años en el mercado de México, sin embargo muchos de sus atributos son bien agradecidos por sus usuarios. La principal característica del calzado ALTRA es que están basados en la tecnología Zero Drop, que se refiere a que son tenis que tienen la misma altura en talón y en punta, por lo que se posicionan como calzado ideal para personas que se inclinan por el Natural Running.

Lo que me pareció interesante de esto, es que ellos no se venden como una marca “minimalista” que es algo que suele venir acompañado del “Natural Running”. Dejan muy claro que a pesar de tener un drop cero, sus suelas ofrecen bastante amortiguación que los deja fuera de todo concepto minimalista.

Por lo que estuve investigando, el calzado ALTRA ha sido muy bien aceptado en el mundo del running, principalmente en Trail y corredores de largas distancias.

Algo que me llamó mucho la atención es que de inicio se nota el diseño que hace que claramente se distingan entre los demás. Los modelos de ALTRA se caracterizan por tener una “puntera” amplia para permitir que los dedos tengan suficiente espacio entre ellos para expandirse a sus anchas a cada paso. Curiosamente, esto los hace parecer zapatos de payaso. De hecho, cuando me puse unos por primera vez, imaginé que estaba listo para malabarear.

No obstante, me parecieron muy cómodos de primera instancia, ya sólo faltaba ponerlos a prueba de verdad.

El Medio Maratón de la Ciudad de México se celebró el pasado domingo y era una prueba perfecta para probar mis ALTRA nuevos.

Debido a mi magnifica preparación (not) iba a trotar a un ritmo suave y a tratar de no morir en el intento. Comencé a un ritmo muy cómodo tratando de ser precavido también para tener conciencia de todas las sensaciones que los tenis pudieran darme.

Los ONE V3, son un calzado bastante ligero y que aparentan poca amortiguación, sin embargo, a cada paso se siente una amplitud que se transforma en comodidad a cada paso. La prueba tenía muchas pendientes que me hicieron bajar el ritmo para subir, pero también a subirlo bastante al bajar. Eran las bajadas las que me preocupaban más, ya que estos tenis se recomienda que se usen en la talla exacta. A diferencia de otras marcas donde se recomienda comprarlos una talla más arriba. Esto se debe a lo que anteriormente mencioné de la puntera amplia.

Hubo varios momentos en que sentí que mis dedos rozaban la punta del tenis pero creo que se debió a que mi amarre no fue tan eficaz como debió haber sido.

IMG_9217

Al final, los tenis respondieron bien, me ayudaron a ser consciente de mi técnica y a cuidar mi postura.

Desde mi punto de vista, es un calzado excelente para poder trabajar la técnica. Y ser un corredor mucho más eficiente.

Les recomiendo ampliamente que visiten Tristore para que hagan un análisis de pisada y puedan tener una recomendación del calzado adecuado para ustedes. Y si quieren comprar éste modelo en línea, hagan click aquí.

@BlackVera

 

Anuncios

ULTRALIGHT SHORT SOCKS

Posted on

En ésta ocasión les presento la reseña de una prenda que me negaba a probar. Como muchos saben, suelo ser medio salvaje para lo que uso en mis pies para correr (como correr descalzo), en gran parte porque afortunadamente no suelo sufrir de ampollas, ni rozaduras, ni prácticamente de ninguna situación rara que no me permita correr con gusto. He probado diferentes marcas de tenis, con calcetas y sin ellas y la verdad es que difícilmente los temas de comodidad son algo que no afecta mi criterio sobre lo mejor para correr. Sin embargo, me atreví a probar las Ultralight Short Socks de la marca CEP, una de las más prestigiadas marcas especializadas en compresión, y a continuación trataré de darles mi impresión de sobre ellas.

wp5blc_2

Primero que nada, debo señalar que las calcetas tienen diseños de todo tipo. Hay coloridas y sobrias, por lo que están disponibles para todos los gustos. Después, debo recalcar que son calcetas de compresión, lo que significa que una de sus principales funciones es comprimir diferentes puntos para ayudar a que la circulación sanguínea sea óptima y podamos fatigarnos menos y recuperarnos mucho más rápido. En la parte más baja de las piernas es donde se requiere de mayor compresión y éstas calcetas cumplen precisamente con eso. Desde el momento en que te las pones puedes sentir que quedan muy bien ajustadas y que te brindan un soporte especial sobre todo en la parte del tobillo. Y ese es otro punto que considero muy importante.

Decidí probarlas en un entrenamiento de pista, con un calzado muy ligero y con poco soporte. Las calcetas me brindaron un soporte adicional en el tobillo que me brindó seguridad al pisar y bastante confianza para poder alargar mi zancada sin problema.

Las calcetas también tienen soporte en la parte de la punta y del talón, brindando una comodidad que sinceramente nunca había sentido en una calceta. Esto me sorprendió porque son unas calcetas sumamente delgadas y ligeras que además de todo no absorben la humedad y que mantienen los pies prácticamente secos.

Espero poder seguir probando productos de ésta marca para poder darles mi opinión al respecto.

En conclusión, si nunca han usado calcetas de compresión para entrenar o competir, les recomiendo que prueben éste modelo que además tiene un precio bastante decente para todos los beneficios que pueden experimentar.

Si quieren saber más acerca de éstas calcetas para correr o algún otro producto, no duden en contactarme y en cuanto pueda les subo la reseña. Por lo pronto, ya sé con qué calcetas voy a correr el UTMX en un mes.

 

@BlackVera

Ibridtrail

Posted on Actualizado enn

Cuando escuché la palabra Ibridtrail por primera vez, no tenía idea de lo que se trataba pero me llamó mucho la atención. Decidí investigar un poco más y resulta que se trataba de una carrera que combinaba varios tipos de terrenos como asfalto, montaña y terracería. Un concepto algo diferente a lo que usualmente estamos acostumbrados.

El evento se realizaría en el municipio de San Martín de las Pirámides y obviamente contaría con una vista única de éste sitio tan turístico.

El evento tenía 2 modalidades, 10 y 25 kilómetros y tenía muchas ganas de competir en los 10 kilómetros, la altimetría era algo complicada por lo que sabía que requería de una estrategia en específico para poder hacer un buen papel.

Mi rodilla izquierda había estado algo resentida después del maratón que corrí hace una par de semanas y prácticamente no había corrido. He estado haciendo sesiones únicamente de natación y las molestias habían cesado, era una oportunidad para ver qué tal me iba.

Viajamos a Teotihuacán y arrancamos justo con el amanecer, traté de no salir a tope, marqué el primer km a 3:50 y me sentí muy bien pero casi de inmediato comenzaron las subidas, prácticamente serían 5 kms de subida y 5 de bajada. Para el kilómetro 4 mi ritmo ya era de 6 min por kilómetro, las subidas estaban fuertes pero sabía que pronto acabarían. En ese momento sólo había 3 personas delante de mí, sin embargo podía escuchar los pasos del que venía atrás de mí. Traté de no permitir que me rebasara pero no aguanté mucho. Afortunadamente atrás de él no venía nadie cerca, bajamos lo más rápido que pudimos y logramos acelerar nuestro paso. La ruta fue bastante divertida, y los paisajes se disfrutaban. En una parte pude alzar la mirada y ver decenas de globos aerostáticos, justo arriba de las pirámides, simplemente un gran espectáculo.

Me sentí muy bien para no haber corrido y me dio gusto haber obtenido un 5to lugar de rama. Algo que francamente no esperaba.

12888616_545878458918751_526980773358985476_o
La medalla. (Foto: Giovanny Cuellar Moreno)

Realmente les recomiendo que participen en éste tipo de carreras que ofrecen un concepto diferente a lo que ya estamos acostumbrados y que además sirve muchísimo para trabajar fuerza en las piernas.

 

@BlackVera

…salí de casa y corrí un maratón…

Posted on

“…estaba desconectado de todo, cansado, adolorido y en un estado anímico inexplicable, pero mis piernas seguían moviéndose, una tras otra, sin parar.”

 

Si alguna vez te has preguntado si es posible correr un maratón sin abasto, sin ruta marcada, sin porra, sin entrenamiento específico…estás a punto de conocer la respuesta.; si crees que es ideal hacerlo, permíteme adelantarte la respuesta: NO. 

Como algunos de ustedes sabrán, fui nominado para cumplir el #marathonchallenge, que significa correr un maratón para apoyar la causa de Yosef Martínez quien correrá 250kms el 30 de abril en lo que se conoce como RUN 4 HOPE para ayudar a AMANC de la Ciudad de México. Para ello, varias marcas se han unido y se están buscando donativos para poder hacer llegar más ayuda.

Después de haberme enterado de esto, me dio un poco de miedo, porque hace bastante tiempo que no hago distancias largas y pues, aunque creo que cualquier persona puede correr un maratón en cualquier momento, también es importante saber hacerlo.

Con esto en mente, traté de buscar una fecha para poder hacerlo, ya que requeriría de algo de planeación, sobre todo porque viene el triatlón de Valle de Bravo y no quería que se juntara tanto para poder descansar bien. Sin embargo, las ganas de cumplir el reto fueron creciendo tanto que simplemente dije: “Me levantaré temprano mañana y lo haré”.

Recuerdo bien ese jueves, no sabía en qué condiciones terminaría el maratón, pero sabía que podría hacerlo. Lo importante era cuidar mis sensaciones y poder abandonar si es que era necesario.

Me desperté a las 6 de la mañana, desayuné sin prisas, me tomé un par de Hammer AntiFatigue, verifiqué que mis audífonos estuvieran bien cargados y salí de casa. Eran 5 para las 7, le puse play a mi Spark, activé mi reloj y comencé a correr al ritmo de Tom Odell y su éxito Another Love. Ya sé, muy fresón pero me inspiró a arrancar con buen ritmo. Al cabo de unos minutos, ya le había dado vuelta al Parque de la China y no sabía exactamente cómo sería mi ruta. Traté de no pensar en eso y simplemente seguir el camino que estuviera frente a mí. Llegué al Auditorio Nacional y el tránsito de los Godínez me hizo esquivar a varios sobre la acera, algo que de cierto modo fue divertido. Decidí subir a Chapultepec y todo iba de maravilla. El cielo estaba completamente despejado y de un color azul que nunca había visto en la Ciudad. No había ni una sola nube en el cielo y eso me gustó mucho. Terminé de darle la vuelta a Chapul y bajé a Reforma de nuevo, entré al Lago Mayor y le di la vuelta a “la milla”, qué bueno que había decidido hacerlo con tenis, porque el adoquín me hubiera jugado mal ahí si hubiera ido descalzo. Seguí avanzando y ya tenía un poco de sed, llevaba ya más de 15 kms y no había tomado ni un sorbo de agua. Había decidido llevar mi tarjeta para poder entrar a algún Oxxo y comprar agua en el camino. Comencé a buscarlos y todos por los que pasaba estaban llenísimos. Por fin encontré uno vacío, agarré una botella pequeña de agua y al pagar me aplicaron la de “No sirve mi terminal”….pffff. Salí y seguí corriendo. Más adelante, ya casi al llegar a Bellas Artes, entré a un Cielito Lindo Café, la verdad es que me venía saboreando en el camino una dona para recuperar un poco todo, afortunadamente la fila también era larga, así que desistí. Llegué al Zócalo de la Ciudad y tomé una fotografía que me gustó mucho, me hizo pensar mucho en Sam, pues su color favorito es el azul.

IQE-R9sqw_PeBsjAaJXc_p6PPn5xnprbKyhQceQz00U-1536x2048

Regresé a correr y me detuve en un Oxxo, compré un Electrolit y un gansito (no lo intenten en casa). Lo devoré y seguí mi camino, le di una vuelta al Monumento a la Revolución y continué por Reforma. Ya era algo tarde, el sol ya se sentía bastante fuerte pero me sentía muy bien. Llevaba ya 30 kilómetros y sabía que podía terminar el maratón sin problemas. Vi el tiempo y me sorprendí, llevaba mucho menos de lo que creí. Volví a llegar al Auditorio y de ahí me metí a la zona de Polanco, de ahí en adelante me puse a hacer cuentas, intentando calcular una ruta para poder llegar a The Triathlon Store justo al terminar los 42kms. Cada vez me faltaba menos y entonces sí ya estaba muy agotado, cumplí 3 horas 45 minutos y la batería de mis audífonos se terminó, los siguientes 15 minutos se me hicieron eternos, pero justo cuando llegué a la tienda, mi reloj marcó 42.2kms. Me detuve, respiré profundamente y agradecí al universo por haberme dado la oportunidad de haber corrido para apoyar ésta causa. Me dolían las piernas, pero… ¿es normal, no?.

IwNmDg4f_QAyP2xhRMVS7_khluYMI5kzQKSVJELn31Y-2048x2048

Me bañé y fui al trabajo. El objetivo se había cumplido. No recibí una medalla, no hubo porra, no hubo aplausos ni nada por el estilo, sin embargo, ha sido uno de los maratones que más he disfrutado. No cabe duda que cuando las cosas se hacen con causa, todo se acomoda para concretarse de una forma adecuada.

Ahora me tocó nominar a 3 personas para el #marathonchallenge y confío en que lo disfrutarán también. Por lo pronto me toca recuperarme bien para poder seguir con mi entrenamiento rumbo a Valle. Esperemos que todo salga bien.

Por cierto, si quieren ayudar a la causa de RUN 4 HOPE, pueden hacerlo comprando una playera o invitando a sus amigos a hacerlo. Si tienen alguna duda, por favor escríbanme.

 

Saludos!!!

 

@BlackVera

New Balance M980 Boracay

Posted on

Últimamente han sido días difíciles para entrenar, pero he tratado de no fallar ya que me he sentido muy lento, principalmente al correr. Dicen que ando arriba de mi peso ideal y sinceramente, sí lo siento. Sin embargo, vienen competencias en camino y es urgente que me vuelva a poner en ritmo.

Hacía tiempo que no me hacía de un calzado para correr y decidí probar los New Balance M980 Boracay para entrenar. De primera vista puedes notar que es un calzado para entrenar porque es algo alto del talón, lo que significa que tiene bastante soporte. Sin embargo, sólo tiene 4mm de drop, por lo que no está diseñado precisamente para aterrizar con el talón. Estuve checando varias características del calzado y descubrí que éste es un calzado tecnológicamente avanzado, ya que el diseño de la suela fue creado por una computadora. Así es, se tomaron datos de una gran cantidad de corredores, se ingresaron a una computadora y un software se encargó de arrojar éste diseño que es basado en formas geométricas cóncavas y convexas, lo cual disipa la energía de cada pisada en diferentes puntos para poder absorber el impacto y regresar el mismo en forma de impulso para obtener un máximo avance.

Al momento de probarlos, pude percibir varias cosas, primero que no tengo nada de condición…ok, esto no tiene que con el calzado, omitan el comentario.

55db2e204262d

El calzado en sí, es muy ligero y de un soporte ideal si es que quieres probar distancias largas o entrenamientos. Probablemente no sea un calzado ideal para competir pero definitivamente sí es un calzado que te dará muchos kilómetros de buenos entrenamientos.

Si requieren mayor información o quieren probarlos, ya saben que pueden encontrarlos en The Triathlon Store.

 

@BlackVera

¿Disfrutar un maratón?

Posted on Actualizado enn

Después del excelente resultado que tuve en el triatlón de Veracruz, sin entrenamiento específico y con la idea de sólo disfrutarlo, me perfilé a participar una vez más en el ya clásico Maratón Internacional de la Ciudad de México.

Había disfrutado tanto de Veracruz que sabía que tenía que aplicar la misma fórmula en el maratón. Sabía que me dolería pero lo principal era disfrutarlo. Pero…¿cómo rayos disfrutas UN MARATÓN?

Si bien es cierto que creo que cualquier persona puede terminar un maratón si se lo propone en serio, también creo que no es cualquier cosa y que debes entrenar para no “sufrir” tanto.

Pero bueno el punto es que estaba plenamente consciente de que aunque me costaría trabajo, lo iba a terminar.

Y así fue como comenzó todo. Una vez más estábamos en el corral de salida, miles y miles de corredores esperando la señal. En ésta ocasión no tuve nervios, no tenía tiempo límite, sólo quería ponerme mis audífonos y recorrer la ciudad corriendo.

Dieron la señal, puse la música a todo volumen y salimos. Comencé a un ritmo muy bueno y comencé a pasar a muchos corredores de mi bloque que evidentemente estaban en el corral incorrecto, pero ¿qué diablos? Esto era una fiesta y todos éramos parte de ella. Lentos y rápidos por igual, en la calle cabemos todos. Total, si de algo estaba seguro era de que NO IBA A GANAR jajajaja.

Me concentré en la música y en la calle, hubo ciertos momentos en que, a pesar de ir rodeado de miles de corredores, me sentía completamente solo. Me imaginé la calle para mí solito, era un momento mío y nada más. Seguí avanzando y avanzando, las piernas me comenzaron a doler desde los primeros 10 kilómetros pero…nada me detendría.

Comencé a pensar en mi Sam, quería verla gritándome y recordé los lugares en los que la vi el año pasado, el primer sitio era Mazarik pero desgraciadamente no estaba ahí. Me pregunté la razón y supuse que la vería más adelante. Traté de no pensar en eso.

Captura de pantalla 2015-09-10 a las 13.54.43

Íbamos sobre Reforma a la altura del Auditorio Nacional y recordé que en esa parte también me gritó el año pasado. Bajé mi ritmo y la busqué en la multitud, pero nada. No la vi. Seguí avanzando, vi a muchos amigos, nos saludamos y nos dimos ánimos. Las piernas seguían sufriendo pero no me detendría.

Pasé la parte de Chapultepec y ya estaba agotado. Apenas llevaba medio maratón y me convencí de que un maratón no es cualquier cosa. Estaba seguro de que me iba a doler muchísimo. Comencé a pensar en apretar el paso para terminar lo más pronto posible pero no logré hacerlo. Mantuve mi ritmo, incluso hasta lo bajé un poco pero seguí adelante.

Entramos a la zona de la Condesa y entonces me quité mis audífonos, ya estaba harto de mi propia música. Estaba muy cansado y sólo quería escuchar el apoyo de Sam, pero no estaba. Agradecí los gritos de toda la gente que como cada año, sale de sus casas para echar porras y seguí.

Recuerdo que el año pasado sufrí mucho en esa parte y todo lo que quería era salir rápido de ahí.

Cuando menos lo esperé, vi Insurgentes de nuevo y un tumulto de gente gritando. Sabía que me faltaba “poco” y traté de olvidarme del cansancio. Obviamente no lo logré pero me visualicé en la meta y me concentré en ello. Llegué al punto en donde vi por última vez a Sam el año pasado y algo me decía que tampoco estaría ahí. Traté de no pensar en eso pero me fue imposible. Me sentí muy triste de haberla visto en todo el camino. No tenía ni idea de dónde estaba y lo más probable era que tampoco la vería en la meta. Y entonces me pregunté: ¿De que sirve todo esto si la persona que más amo en la vida no está aquí para compartirlo?

Me orillé en un “puesto de abasto” improvisado por voluntarios y un niño me regaló una bolsita con Coca. Le di las gracias y pensé en Sam una vez más. Tal vez un día ella estaría ahí, incluso corriendo, y mi deber ese día era terminar, poner el ejemplo y no abandonar. No importaba que no me hubiera visto en la ruta, yo debía terminar.

Justo en la parte final del recorrido, comencé a ver a muchas personas completamente “frescas”, supuse que habían entrado en los últimos kilómetros sólo para recoger la medalla y eso me pegó mucho. Me hizo sentir todavía más cansado.

11940716_10156048212560694_7034434243782822490_n

Volví a concentrarme en la ruta y al final vi la última subida que me conduciría a la entrada del Estadio Olímpico Universitario, la casa de mis Pumas. Me emocioné y aceleré. Me dolía todo pero ya estaba a punto de lograrlo. Di las últimas vueltas en el estacionamiento y me perfilé al túnel que me llevaría al interior del estadio. Pise el tartán y entonces bajé mi ritmo. En ésta ocasión no hubo cierre, dejé que muchos me pasaran. Giré la vista al pebetero y recordé cuando iba acompañado de mis hermanos a ver los partidos de fut. Los extrañé aún más porque en ésta ocasión tampoco ellos estuvieron en la ruta como los años pasados.

En los últimos metros me di cuenta de que ese sería oficialmente mi mejor tiempo en un maratón. Ya puedo decir que soy sub4, pero realmente es algo que me importa un pepino y medio.

Recogí mi medalla y me fui a descansar. Sin duda lo había disfrutado, pero lamentablemente no vi a Sam y eso me dejó un amargo sabor.

Después del evento comencé a leer muchas reseñas y gente quejándose de la organización y demás. Traté de no engancharme, realmente no tengo una postura al respecto. Yo fui a correr mi maratón y a disfrutar de la Ciudad y de su gente. Lo de más, es lo de menos. Si la gente se metía sólo por la medalla, si salían en corrales que no eran lo correctos, si decían que serían pacers y no terminaron en lo prometido, que si las fotos no fueron gratis, que si a Chuchita la Bolsearon y todos los demás temas que surgieron alrededor de esto, simplemente me valía. Yo corrí por mí y por mi gente, mi nariz roja sacó varias sonrisas en el camino, y afortunadamente logré juntar donativos para la fundación FUNFAI.. Pude también saludar a varios amigos y compartí ésta experiencia con algunos que lo hicieron por primera vez. Y con todo esto me quedo. Mi última competencia programada y por ende, la última.

Terminé el mes con el maratón y comenzó Septiembre, el mes de mi cumpleaños. Estoy por cumplir 30 años y pues ya saben, ya me siento viejo. Estoy en un periodo de reflexión y de asegurarme de que lo que hago realmente me hace feliz.

Tardé en escribir la reseña y estoy seguro de que no ha sido la más vibrante, ni será la más leída pero TÚ sabes bien que todo esto es gracias a ti y para ti. Sé que siempre estarás conmigo, en las buenas y en las malas y que siempre iremos hacia adelante…como el elefante.

Gracias a todos por gritarme como lo hicieron, por sus fotos y por darse el tiempo de leerme. Espero seguir escribiéndoles mis anécdotas sea cualesquiera que éstas sean. ¿Quién sabe? Tal vez un día de estos les cuente del año que viví en un circo viajando de aquí por allá, o del mes que pasé sin pronunciar una sola palabra en medio de la nada…o tal vez, no.

Por lo pronto, vivan al máximo y no se arrepientan de nada.

@BlackVera

¿Por qué corro descalzo?

Posted on Actualizado enn

Es una pregunta que me hacen muy a menudo y la verdad es que la respuesta no es nada sorprendente.

Algunas veces creo que las personas esperan una respuesta súper motivacional o una explicación que tenga que ver con el dolor que se siente al correr descalzo, pero realmente no hay nada así. Simplemente es por honor y reconocimiento a Manuel Mendivil, la persona que me ayudó a enfocar mi esfuerzo en beneficio de los demás.

Manuel es un loco que corre descalzo desde hace ya varios años para recaudar fondos y ayudar a personas en su comunidad. Es impresionante la cantidad de causas que ha puesto en sus pies y sobre todo la energía que pone en cada proyecto porque no sólo se trata de correr por correr, siempre busca la forma de contagiar a los demás para que la ayuda se multiplique. Y yo, soy un claro ejemplo de ello.

Hace una par de años que conozco a Manuel y a pesar de que vive en La Paz, BCS, no hemos dejado de tener contacto y de estar pendientes de lo que cada uno de nosotros hace por su cuenta.

Así que esa es la respuesta más atinada del por qué corro descalzo, sin embargo, no es la única. También es una forma de llamar la atención y de poder llegar a más personas, principalmente de mi hija. No tienen idea de lo sentimental que me puse al verla un día después de correr cuando observó mis pies y se preocupó por mí. Está por cumplir 2 años y a su corta edad se da cuenta de que “algo” está pasando y definitivamente mi objetivo es intentar inculcarle la solidaridad con las personas que lo necesitan.

Además de esto, resulta que me he dado cuenta de que correr descalzo es una excelente forma de corregir la técnica de carrera, ya que al no tener un soporte artificial, obligamos a nuestro cuerpo a trabajar en una amortiguación ideal, misma que después se agradece aún corriendo con tenis.

FullSizeRender

Actualmente estoy corriendo cada fin de semana descalzo para juntar fondos y apoyar a La Fundación Infantil IAP, una institución de asistencia privada tiene la misión de rescatar a niños que viven con sus madres en prisión. Proporciona una mejor calidad de vida ya que se les da un hogar donde tienen vestido, eduación y sustento pero sobre todo una familia.
Entre los pequeños tenemos 4 niños con TDAH, pagan por el tratamiento 4,000 pesos mensuales y la idea es ayudar con su tratamiento por un año. Así que por cada 100 pesos que se donen, me comprometo a correr 1 kilómetro descalzo de aquí y hasta el 15 de septiembre.

Todas las donaciones se registrarán y publicarán por éste medio para que todo sea transparente. La cuenta para depositar directamente es:
No. De cuenta: 0103754022
Nombre: Fundación Familiar Infantil I.A.P.
Clabe interbancaria: 012180001037540220
Banco BANCOMER

Para poder tener el registro de todo, les pido que si depositan, me manden el comprobante para tener el control de todo.

Recuerden que sus donativos serán deducibles de impuestos y si requieren el comprobante fiscal, tendrán que solicitarlo por éste medio o al correo black@blackvera.com

De antemano les agradezco el haberse tomado el tiempo por leer y … devolvamos algo de lo que la vida nos ha dado.

@BlackVera